Los faros de Formentera son, sin lugar a dudas, de los símbolos más emblemáticos de la isla, cosa que los convierte en una parada obligatoria durante tu estancia.

¿Has visto un faro? ¿Los has visto todos? Seguro que a priori todos se parecen entre sí, pero en Formentera lo que importa es el paisaje que rodea a los mismos. Y es que estas estructuras se caracterizan por estar perfectamente integradas en el paisaje marítimo.

Aunque la mayoría de gente solo conoce tres de los faros, el de Cap de Barbaria, el de La Savina y el de La Mola, existe el Faro de Illa des Porcs, una cuarta maravilla desconocida.

Faro de Cap de Barbaria

Faro de Cap de Barbaria, Formentera
Faro de Cap de Barbaria, Formentera

En el extremo sur de Formentera se encuentra el faro más famoso de Formentera y de casi todas las islas Baleares, el Faro de Cap de Barbaria, en lo alto de un acantilado sobre aguas azul oscuro.

El Faro de Barbaria, exactamente, está situado a unos 80 metros del nivel del mar mirando hacia el sur. Aunque este faro sigue estando en funcionamiento, no es posible visitar el interior del mismo (al contrario de otros faros de la isla).

Este referente y enclave turístico de la isla se inauguró el año 1971, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades del mundo de la navegación, pues ese punto de la isla no tenía ninguna señal luminosa para advertir sobre la presencia de tierra.

La belleza del paisaje que podemos encontrar alrededor del Faro de Cap de Barbaria es admirable. Por ello, no es de extrañar que sea uno de los mejores puntos de la isla en el que poder disfrutar de una perfecta puesta de sol en Formentera.

Actualmente, la única forma para poder acceder a este enclave es a pie, ya que en el año 2017 se limitó el acceso de vehículos en temporada alta para preservar el entorno de la finca y evitar atascos en la zona.

Desde el párking habilitado, deberás hacer una caminata de más o menos 2 km hasta llegar al destino, a través de un hermoso y desolado paisaje mediterráneo.


Faro de La Savina

Faro de la Savina Formentera
Faro de la Savina, Formentera

Aunque el Faro de La Savina es uno de los menos populares de la isla debido a su sencillez, es el primero y el último que verás al llegar y despedirte de la pequeña isla.

Como es lógico, su función es la misma que los otros faros, es decir, iluminar y señalizar a los navegantes sobre la presencia de tierra.

No obstante, durante un largo período de tiempo este faro se usó además de para la navegación marítima, también como señalización para los helicópteros de la isla, puesto que justo al lado se situaba el helipuerto de la isla de Formentera. Posteriormente se trasladó dicho helipuerto al lado del Hospital de Formentera, y en la actualidad encontramos en su lugar un aparcamiento.

Como su nombre indica, este faro está ubicado en el Puerto de la Savina, justo en frente de la estación marítima de Formentera.

Únicamente tendrás que dirigirte al aparcamiento que hay y lo verás, no tiene ningún tipo de pérdida. Podrás contemplar las puestas de sol o el amanecer, así como las vistas de Ibiza, la isla vecina.


Faro de La Mola

Faro de la Mola, Formentera
Faro de la Mola, Formentera

En la orilla más oriental de Formentera se encuentra el Faro de la Mola, el primer faro que se construyó en Formentera.

Se encuentra en una zona de costa similar a la zona de Cap de Barbaria, pero los acantilados aquí son mucho más altos. Además, desde 2019 este faro está rehabilitado para recibir visitas y cuenta con un museo en su interior.

Este, juntamente con el Faro de Barbaria, es uno de los lugares más concurridos de la isla. Está situado a unos 120 metros sobre el nivel del mar aproximadamente, y las vistas que nos quedan encima de los acantilados no tienen parangón.

Se trata, además, del faro más antiguo de la isla, y toda una fuente de inspiración incluso para artistas como Julio Verne, el cual hizo mención del mismo en su obra “El Faro del fin del mundo”.

El edificio alberga un museo, y en el patio del faro se realizan diferentes eventos como conciertos, conferencias y/o obras de teatro. Asimismo, es el lugar más aclamado para poder ver el amanecer en Formentera y donde pasear y contemplar las fantásticas vistas al Mediterráneo.


Faro de la Illa des Porcs

Faro d'en Pou o de la Isla de Es Porcs de Espalmador, Formentera
Faro d’en Pou o de la Isla de Es Porcs de Espalmador, Formentera

Existe un cuarto y último faro que queremos mencionar en esta lista (aunque no está en Formentera 😉 ), cuya existencia es desconocida para la mayoría de visitantes.

Se trata del Faro de Illa des Porcs, conocido como el Faro de En Pou, y ubicado delante de la isla de Espalmador.

Está situado en una isla de bajo relieve, apenas a 3 metros sobre el nivel del mar, y el faro tiene casi 29 metros de altura.

Está situado en la parte más septentrional de Formentera, frente a la Isla de Espalmador y con vistas a la Isla de Ibiza y fue inaugurado en 1864.

El Faro d’en Pou se inauguró porque se consideraba que el faro de la Illa des Penjats era insuficiente para balizar y marcar la zona de Es Freus entre Formentera e Ibiza.

Faro de la Illa des Penjats, Ibiza
Faro de la Illa des Penjats, Ibiza

Ruta de los Faros en Formentera

Una de las mejores formas para poder visitar todos estos faros de Formentera (menos el de la Illa des Porcs, ya que necesitas una embarcación) es haciendo la Ruta de los Faros. Esta ruta te llevará de un extremo de la isla a otro, y puedes hacerla en moto o en bicicleta.

Aquí te dejamos una opción de ruta de los faros de Formentera que puedes encontrar en Wikiloc para hacer en bicicleta de carretera. 

Se trata de una ruta totalmente idílica por todos los paisajes más impresionantes de la Isla. Se trata de una ruta para conocer estos edificios tan bien integrados en el paisaje marítimo, y que no pueden separarse del mismo. Con las nuevas tecnologías cuestionando el papel y el futuro de los faros, ahora es el momento de disfrutar de la forma siempre impresionante y evocadora de estas estructuras.

El mero hecho de contemplar estos faros y su paisaje rodeado del Mediterráneo vale la pena. Podrás pasear, hacer fotos o incluso tomar algo. Sin embargo, contemplar la puesta del sol o el amanecer es obligatorio para disfrutar de una experiencia única e inigualable.


¿Por qué visitar los Faros de Formentera?

Como has podido ver, los faros de la isla de Formentera son una de las paradas obligatorias que hay que hacer al visitar la isla, independientemente de la época del año en que lo hagas.

Si quieres visitar los faros sin aglomeraciones entonces quizás es una opción de ruta que puedes hacer durante tu visita a Formentera en invierno.

No solo te permitirán saber más cosas sobre la cultura y la forma de vida que tenían antiguamente, sino que, además, te permitirán disfrutar del paisaje y la fantástica naturaleza que los envuelve, como si fueran ya una parte integrada de los mismos. No te pierdas la oportunidad y descubre, desde un punto de vista totalmente diferente, los rincones más bonitos que se esconden junto a los faros de Formentera.