Ciento cincuenta metros. Esa es la distancia que separa a la isla de  Espalmador de la isla de Formentera. Se trata de un bello paraíso bajo la protección del Parque Natural de Ses Salines, que comparte la isla con la de Ibiza.

Este refugio de carácter salvaje está ubicado lejos de algunas de las playas más conocidas, y por tanto más concurridas, de la isla. Esto la hace de lo más atractiva para aquellos que buscan un extra de paz y tranquilidad en su visita a las Baleares

Galería: la Isla de Espalmador

La isla de Espalmador es todo un paraíso natural en medio de un mar de turistas. Si quieres huir de las aglomeraciones que se suelen dar en la isla de Formentera en temporada alta, pasar un día en Espalmador es justo lo que necesitas. 

Echa un vistazo a esta galería para descubrir más sobre esta enigmática isla.

Características de la Isla de Espalmador

Esta isla salvaje cuenta con una superficie que supera por muy poco los 2 km2, y está protegida por el Consell Insular de Formentera. De este modo, no está permitida la construcción de ninguna atracción ni instalación turística en la misma, de cara a proteger el frágil entorno natural con el que cuenta. 

A pesar de que este espacio natural cuenta con un elevado nivel de protección, sí es posible hacer una visita a este rincón de ensueño.

Si dispones de barco, enhorabuena, podrás acceder a Espalmador en pocos minutos desde cualquier punto de Formentera. Si no dispones de barco propio, lo más común para llegar a la isla es hacerlo a través de una excursión organizada, pero también se puede llegar si contratas un servicio de charter que te lleve hasta Espalmador.

Historia de esta isla diferente

La historia de la Isla Espalmador de Formentera es apasionante y va ligada al 100% con la historia de Formentera. Para entender su estado actual es imprescindible conocer su papel en el pasado, ya que es una de las mejores joyas con las que cuenta el archipiélago de la pitiusas.

En la isla de Espalmador se han encontrado restos de cerámica y utensilios tan antiguos como de la época fenicia y romana, además de que la isla ya se utilizó para instalar un sistema de vigilancia en el islote cercano conocido como la «Isla de Sa Torreta». Posteriormente, esta pequeña atalaya fue sustituida por la Torre de Sa Guardiola, una de las 5 torres de vigilancia de Formentera

Una isla casi desconocida

El que no haya habido en ningún momento de su historia ninguna instalación turística ni humana destacable, así como el que no aparezca en testimonios de carácter histórico como un lugar a tener en cuenta, solo indica que la Isla de Espalmador nunca tuvo demasiado que ofrecer a nivel de recursos a ninguna de las civilizaciones que vivieron en Formentera a lo largo de los últimos 4.500 años.

En la actualidad, tan solo encontrarás en ella tres edificios: una pequeña finca con una capilla de pequeño tamaño; un faro (el faro de la Illa des Porcs), que es también el punto más alto del lugar; así como la anteriormente mencionada torre de vigilancia conocida como Sa Guardiola, ubicada en la parte oeste y visible desde el mar cuando llegas desde Ibiza.

 

Espalmador es una isla privada

Playa de s'Alga, Espalmador
Playa de s’Alga, Espalmador

La historia de la isla se remonta a tiempos lejanos, no obstante es una isla privada. Los propietarios que han tenido en sus manos a la isla de Espalmador durante más tiempo ha sido la familia Cinnamond.

Los Cinnamond heredaron de su abuelo, Bernard-James Cinnamond, un hombre de negocios cuya familia era inglesa y también adinerada.

Según la historia, Bernard Cinnamond era un viajero apasionado. Cuando navegaba por el Mediterráneo, no tardó en quedar prendado de la belleza de esta isla. En 1932, la adquirió de manos del antiguo dueño, Carlos Tur Roig, por un valor de 42.500 pesetas. El relato de la venta guarda alguna que otra anécdota digna de contar para comprender un poco más sobre el pasado de este refugio: según se dice, en la escritura de venta, Carlos Tur deseó indicar que todo el ganado mayor y menor continuaría siendo de su propiedad, pero las gallinas, los patos y las palomas sí se venderían a su nuevo dueño, como sucedió con las tierras.

Ahora ha pasado a otras manos

Playa de s'Alga, Espalmador
Playa de s’Alga, Espalmador

Los hermanos Cinnamond (nietos del comprador) quisieron deshacerse del paraíso de Formentera poniendo a la venta, una vez más, la Isla de Espalmador. A principios de 2018, consiguieron traspasársela a una familia de Luxemburgo por valor de 18 millones de euros.

Sin embargo, los compradores, como ya hacían los anteriores propietarios, deben seguir respetando las leyes que la protegen, sobre todo, impidiendo que se construya nada en el lugar y que se mantenga el entorno natural en perfecto estado de conservación. 

Como curiosidad, el mismo Consell de Formentera había intentado adquirir la isla. No obstante, no pudo cumplir su deseo debido a la falta de fondos.

Qué ver y hacer en la Isla de Espalmador en Formentera

Su curiosa historia no es el único atractivo con el que cuenta este delicioso paraje natural. También son varias las zonas de las que se puede disfrutar en tu visita a la misma, así como las actividades que puedes llevar a cabo.

Playas de ensueño para disfrutar

La costa de la isla destaca por su estilo abrupto, formando pequeños acantilados. Sin embargo, es posible encontrar dos playas en la misma, que son la maravilla de quienes deciden acercarse en barco hasta el lugar.

Estas dos playas son consideradas como nudistas. 

Además, también son el enclave perfecto para llevar a cabo esta actividad, pues apenas hay gente en sus inmediaciones ya que se trata de una isla deshabitada.

Si vas a acercarte a cualquiera de las dos playas de esta encantadora isla, es importante que tengas en cuenta llevar contigo todo lo necesario, pues no encontrarás lugar alguno donde comprar agua ni tampoco comida.

Playa de s'Alga

Playa de s'Alga, Espalmador

La primera de esas dos playas que merecen la pena en la Isla de Espalmador es la conocida como S’Alga. Se trata de un enclave natural, compuesto por arena muy fina y blanca, bañada por un exquisito mar limpio y cristalino y sin oleaje. 

Es una playa con una extensión de 1000 metros de largo y se encuentra rodeada por una espesa vegetación de sabinas. Se sitúa en la parte oeste del lugar y es la más cercana a Formentera, llegando hasta enfrente de Es Pas des Trucadors, donde está la playa de la Punta de Es Borronar.

Suele ser el enclave al que llegan casi todas las excursiones que se planean hasta la isla.

Playa de Sa Torreta

Esta es una playa mucho más resguardada que la anterior, cosa que le infiere aún un mayor encanto para los amantes de la aventura y, sobre todo, de la intimidad.

Tan solo se puede llegar a Sa Torreta a través de una embarcación o atravesando por completo la Isla de Espalmador de Formentera a pie desde la playa de S’Alga.

Sin embargo, una visita hacia este exquisito lugar merecerá la pena. Se trata de un enclave de fondo arenoso y que se convierte en ideal si buscas un baño relajante y alejado de la multitud.

Una de sus características principales es que consigue conectar al visitante con el auténtico espíritu aventurero de la isla.

Bassa de S’Espalmador,
la laguna de los barros

Muchos han sido los años en los que se consideraban los barros de la Isla de Espalmador como una de las mejores actividades que hacer en el lugar.

Sin embargo, hay que recordar que ya no están permitidos.

Qué son estos barros

Cuando estos barros eran uno de los mayores atractivos de la isla, muchas personas viajaban hasta el lugar con el único objetivo de sumergirse en el lodo y cubrirse con el mismo para beneficiarse de sus presuntas cualidades.

No obstante, desde el Consell Insular de Formentera e Ibiza se decidió prohibir esta actividad. No aporta beneficio alguno para la piel y, además, suponía un daño para la fauna de la zona.

La laguna fangosa se ubicaba, de forma inicial, en un área de unas cuatro hectáreas. Sin embargo, esta superficie ha ido disminuyendo con el paso de los años, pues apenas llueve en el lugar y ahora mismo la laguna o Estanyol de s’Espalmador tiene unas dos hectáreas de superficie.

Cómo llegar a la Bassa de S’Espalmador

Si deseas ver la laguna fangosa de la isla, se encuentra justo en el centro de la misma y hay un camino señalizado que te lleva hasta ella, por lo que encontrarla será una tarea de lo más sencilla.

Para llegar hasta allí, basta con dirigirse hacia el extremo norte de la playa de S’Alga y continuar el estrecho camino de maleza que encontrarás en la parte de atrás de la playa.

Allí llegarás a una explanada salinera con el líquido fangoso en el centro.

Un espacio natural protegido

La laguna es un espacio protegido por las leyes medioambientales debido a que es el lugar perfecto para que aniden las aves. Esto lo convierte en un paraíso tanto para los amantes de la naturaleza como para los ornitólogos, que pueden acercarse hasta el lugar para vislumbrar a los diferentes tipos de aves de la zona.

Visita la Torre Sa Guardiola

Los edificios de la Isla de Espalmador de Formentera son pocos, pero precisos. Uno de los que más destaca, sobre todo por su antigüedad, es la Torre Sa Guardiola.

Por el litoral de Formentera podrás visitar hasta cinco torres de defensa que se levantaron en el siglo XVIII. El objetivo era vigilar la costa y poder mantenerse protegidos frente a los posibles piratas.

La comunicación entre torre y torre, en la época, se llevaba a cabo mediante señales de humo y fuego.

Ahora, esta torre es la más antigua de la zona, pues fue levantada entre los años 1749 y 1750.

Con la promesa de aportar seguridad a la población, gracias a su construcción se dio paso a la consolidación del proceso de repoblación de la isla, que se inició en los últimos años del siglo XVII.

La torre de Sa Guardiola se encuentra en la parte oeste y una visita a la misma, a pesar de su evidente deterioro, del que se quejan los responsables de la zona, es obligada para aprender más sobre la historia.

Galería: la Torre de sa Guardiola

La torre de Sa Guardiola es la más impresionante de todas las torres de Formentera. 

Tanto por su localización como por ser la primera en ser construida, si estás en Espalmador vale la pena darte un paseo hasta la torre para disfrutar de su figura. 

Un paseo por sus islotes

Resulta de lo más llamativo encontrar una isla semivirgen en esta parte del Mar Mediterráneo. Si después de llegar hasta tu destino te quedas con ganas de más, puedes hacer un estilo de turismo diferente. La mejor forma de conocer a fondo este enclave excepcional es a pie, disfrutando de cada rincón que puede ofrecer la isla, así como de su variopinta fauna, donde priman aves marinas como el chorlitejo patinegro.

Además, también podrás descubrir todos los islotes que la rodean, como son la Illa de Castelví; Illa de Sa Torreta; Illa de S’Alga o la Illa des Porcs.

No olvides, por supuesto, acercarte hasta el faro d’ En Pou para completar tu ruta.

Cómo llegar hasta la Isla de Espalmador en Formentera

Conocer la isla es una de las mejores cosas que puedes llevar a cabo si estás pensando en hacer una visita a la maravillosa Formentera.
Muy próxima a la playa de Ses Illetes, en el extremo norte de la isla, antes era incluso posible acceder a ella a pie. Sin embargo, hoy en día esto ha cambiado.

Playa de la Punta des Borronar, Formentera
Prohibido cruzar el Paso de Espalmador

¿Llegar a la isla… a pie?

Según las condiciones de la marea, antes era posible cruzar el mar a través de Es Pas o o El Paso de Espalmador.

No obstante, ahora está prohibido de forma rotunda.

La razón de esta prohibición es que el cruce de una a otra isla es bastante peligroso debido a las fuertes corrientes marinas. Además, verás que existen señales, así como banderas rojas, indicando la prohibición de usar esta vía para acceder a Espalmador.

Barca Bahía, una opción asequible para llegar

Para asegurarte un viaje apacible y tranquilo, la mejor forma de llegar a la Isla de Espalmador desde Formentera es en barco.

Puedes hacerlo tanto desde el Puerto La Savina como desde la playa de Ses Illetes, en la zona que encontrarás pasando el restaurante Es Ministre.

Desde aquí lo único que debes hacer es coger el barco Bahía, en el que llegarás a tu destino en apenas media hora.

Horarios de la barca

Si estás planeando una visita a la encantadora y salvaje isla al norte de Formentera, estos son los horarios del ferry que te llevará hasta la misma:

  • IDA: La Savina – Ses Illetes – Espalmador: 10:45h; 11:45h; 13:15h.
  • VUELTA: Espalmador – Ses Illetes – La Savina: 16:15h; 17:30h; 18:45h

En barco privado, la mejor experiencia

Si tienes la suerte de poder acudir a la isla en barco privado, sin duda esta se convertirá en una de las mejores aventuras de las que podrás disfrutar en Espalmador.

Gracias a esta opción, podrás tener una vista exclusiva de todo el paisaje, así como de las exquisitas y cristalinas aguas por las que está rodeada.

Viajar hasta la Isla de Espalmador en Formentera es una de las mejores cosas que hacer si en tu interior prevalece ese espíritu aventurero ávido por descubrir nuevos rincones cargados de belleza e historia.